Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

sábado, 29 de octubre de 2011

El Autor



Ahora, en este preciso momento, hay electrones bailando desenfrenados alrededor de núcleos como odaliscas danzando alrededor de sus amados, o si prefieren como desnudistas alrededor del palo ese que ponen sobre las tarimas en los bares nocturnos a los que nunca voy.

Ahora, en este preciso momento, hay átomos y moléculas reaccionando los unos con los otros, en sendos estallidos energéticos que recuerdan las supernovas, y los púlsares y cuásares tremebundos que arden dentro de las distantes nebulosas; en fraguas incandescentes y plasmáticas...y tales microscópicas reacciones ocurren dentro, muy dentro de mi; con cada respiro y pensamiento, engendrando universos maravillosos que yo; su propietario, desconozco totalmente y ni siquiera puedo llegar a imaginarlos.

Ahora, en este preciso momento; mis dedos recorren un teclado siguiendo quién sabe que ilusión extraviada, qué sueño perdido en los eones inconclusos, qué mito desdibujado por la ciencia, y aunque escribo...en este preciso momento; un parloteo inútil y estéril, algo hay en esta flagrante verborrea que me lleva a decir lo que pulula en las sinapsis neuronales de mi inquieto cerebro. Y todavía hubo quién quiso desligar a la obra de su autor...pero ¿cómo es eso posible?, si en la obra está plasmada el alma de su autor...¡la obra es el alma vertida en el papel! fluyendo a través de pupilas desconocidas y alienadas a encontrarse con un trozo de sí misma y reconocerse en neuronas exóticas y extranjeras como en un espejo.

No señor...el autor no ha muerto ¡ESTABA DE PARRANDA!
BUAHAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA




Mensaje y Mensajero



‎- ¡Que no hay dios vale!

-¡Claro que si hay!

-¡ Y Cristo Vive!

- ¡ Será en tu pueblo!

Ni Cristo ni Buda ni Mahoma ni Zoroastro

-¡No crees en nada ni en nadie, qué esperanza!

-Y tú eres tan crédulo y creído que ya pareces creyón!

-Ya, ya...dejen de pelear ustedes dos.
Que en fin de cuentas lo importante no es el mensajero
SINO SU MENSAJE...




La nueva poesía:



Nunca he creído en el arte por el arte, si la única ocupación de la poesía es la belleza, entonces tendremos una poética vanidosa, soberbia, plástica e inútil; y eso...es triste, realmente triste.

Por otro lado, aunque sí creo en una poética de altura, conformada por un vocabulario amplio, vasto, extenso y profundo, tampoco me gustan los elitismos. 
Así que, acepto que exista una poesía elitista, hecha por las élites y para las élites, eso que los críticos literarios llaman ARTE; pero las masas tienen derecho a la poesía sin ser presas de aburricidas y gilicidas; vamos que el hombre de a pie, el de la calle, el cotidiano, vive su día a día en un ajetreo constante, de su casa a su cola (entiéndase embotellamiento vial) y de su cola al trabajo, comiendo basura como mejor puede y llegando finalmente a su hogar totalmente deshecho después de un arduo día de faenas sin fin. ¿Quién pretende, en su sano juicio, que este señor llegue a leer a Unamuno o a Borges y se relaje?, ¿con qué tiempo y energías va a ponerse él a deconstruir un poema, a meditar una alegoría, a tratar de entender esa metáfora?

Y después dicen que la poesía no es comercial, que no se vende, pero claro que no, si para entender un poema hay que sacarse el título de licenciado en Letras y en Filosofía, y el post-grado en Crítica y Teoría Literarias.

Para ese hombre que es el sostén verdadero de las sociedades de todo el mundo, es que propongo lo siguiente:

El poeta ha de ser la voz de los que carecen de ella, llámesele poeta periodista o poeta social.

Simplificar es la orden, llevar la sabiduría técnica y tecnológica, y científica y literaria y artística a todos con palabras bellas pero simples. Que el poema lo pueda entender un niño de cinco añitos.

Tratar temas de interés para el hombre de a pie, relacionados con su vida cotidiana, con su día a día.

Y finalmente, el hecho de que simplifiquemos no significa que vulgaricemos...se puede conseguir la sencillez con elegancia y belleza.

Tampoco significa que nos vamos a desentender de todas las demás corrientes poéticas que existen, pues la poesía es hermosa TODA ELLA, sin excepciones, y cada escuela tiene su lugar en el presente; que si así no fuera ya nadie leería a Quevedo o a Darío o a quién sea.

Lo más bonito de hacer poesía es el experimento poético, experimentar, redescubrir las corrientes literarias del pasado actualizándolas en Neos...
Neoclasicismo, Neosurrealismo, Neo modernismo... quién quita...a lo mejor a fuerza de probar viejas corrientes con temas actuales alguien logra forjar la Teoría Poética del Todo Unificado, y como la teoría del Todo estuvo, está y estará siempre de moda...



Lo que se busca; en fin de cuentas, es evitar el suicidio literario al que están abocados demasiados poetas, lo que en verdad me duele es que una expresión artística tan bella como la poesía tenga tan pocos lectores y mi mayor sueño y esperanza es tener conocimiento de poemarios que sean Best-Sellers en cuanto salgan publicados; y no que lo sean póstumos; y me gustaría que ésto aconteciera antes de que me alcance la muerte, saber pues que la poesía sí está viva...y sana, que no agoniza. Si sé de un poemario Best-Seller "bajaré tranquilo al sepulcro" (como dijera cierto señor obsesionado con la libertad)


Así que aquí les dejo eso.

Ycomo dice un famoso periodista venezolano "Recojan los vidrios"...¡LLÉVATELO!




miércoles, 15 de junio de 2011

El Sistema de educación Espartano


El sistema de educación basado en las palizas, el escarnio, la burla y el insulto parece haber sido  inventado por Esparta, y su función era forjar guerreros, hombres llenos de odio y rencor de manera que fuesen capaces de matar, porque para matar; primero hay que aprender a odiar.
Ese sistema de educación no es bueno para la paz, pero cómo le presta excelentes servicios a los perros de la guerra...

Cuando ingresé a la Escuela Naval, después del cruel bautizo que me dejó tan atontado que ni supe dónde estaba o lo que hacía, recibí el primer discurso...en grupo, por parte de un guardiamarina de quien no recuerdo el nombre. Pero si recuerdo lo que nos dijo; poco más o menos:
-¿Ustedes creen que vinieron acá a pasar unas vacaciones?, ¿se dejaron engañar por la película que están dando en las salas de cine?, ¿saben ustedes que son a partir de ahora? ¡Son soldados! y los soldados hacen la guerra, y en la guerra hay que matar para no morir...y para matar primero tienen que aprender a odiar, ustedes están aquí para aprender a odiar, al que no le guste que pida la baja de una vez, y al que no pida la baja que se la cale..."

Bueno, no recuerdo las palabras exactas pero esa fue mi interpretación; pero volviendo a los espartanos; el sistema de educación que implementaron les permitió conquistar Grecia y buena parte de Asia. Dicho sistema fue mejorado por Roma y los romanos lograron conquistar todo el mundo hasta entonces conocido.

Luego; este sistema de educación (un poquito más benevolente, pero una mínima cosa) fue imitado por los imperios que siguieron al Romano; ingleses, portugueses y españoles diezmaron poblaciones aborígenes en cuatro de los cinco continentes. Para no hacerla larga, desde Esparta para acá, todas las guerras y guerrillas, incluidas las conquistas, la Guerra de los Cien Años y las dos Guerras Mundiales, tuvieron sus fundamentos en el sistema de educación Espartano, que sigue vigente en buena parte del mundo. Dicho sistema no sirve para la paz pero si es mucho, muy útil a los PERROS DE LA GUERRA.

Si esto todavía no se entiende y mi discurso no convence; no me queda más que sentarme cruzado de brazos a esperar la Tercera Guerra Mundial, porque si seguimos educando a nuestros hijos como nos educaron nuestros padres y abuelos, la Tercera Gran Conflagración seguro que viene...puede que tarde, ¡PERO LLEGA!

Imagen tomada de Google Imágenes


martes, 14 de junio de 2011

Matar el alma


"No le temas a quien puede matar tu cuerpo porque mayor daño no puede hacerte, tenle miedo a quien puede matar tu alma porque ese si te matará para siempre"
(Jesús de Nazaret)

Y ¿cómo se mata el alma?, pues se me ocurre que sembrando en ella odios y rencores, iras, tristezas y apatías. ¿Y cómo se logra eso?, estoy seguro de que hay más de una manera, pero la que acá me ocupa es la más común, y es tan común y difundida que ni siquiera es considerada como algo malo.

El chisme; hay quien dice que todo el mundo chismea; sé que no es verdad porque yo no me hago eco de chismes y soy parte del mundo. Lo que para los hombres es solo una travesura, a los ojos de Dios es peor que el homicidio, veamos el porqué:

Primero, dicen las Sagradas Escrituras que todo el que juzgue será juzgado, pues sucede que todo aquél que se hace eco de un chisme, no solo ha juzgado que la calumnia es verdadera, sino que además ha condenado y ejecutado sentencia contra el calumniado; si el chismoso tuviera aunque fuera una duda diminuta acerca de la veracidad de lo que oye, no se haría eco de ello, por tanto el que chismea juzga y será juzgado.
En segundo lugar, aunque el chisme fuera verdad, dicha verdad sería siempre incompleta, pues tan sólo podemos observbar la punta del Iceberg, lo que hay debajo de la superficie lo conocen sólo Dios y el imputado, más nadie, por tanto hacerse eco de chismes es LEVANTAR FALSO TESTIMONIO, y esto hace referencia a uno de los diez mandamientos ¿o no?.

De mi; desde que nací se ha dicho de todo; desde homosexual hasta mujeriego, desde impotente hasta pervertido, desde pendejo hasta psicópata asesino, de extremo a extremo, todo lo que se puedan imaginar alguien lo ha dicho de mi; y yo me hago el sordo; porque lo que los demás piensan de mi es problema de ellos; mi problema...mi único y verdadero problema es lo que yo pienso de mi.

Es sólo por eso que a pesar de los bombardeos de calumnias y chismes en mi contra, mi alma sigue vivita y coleando, esa certeza de que lo único que cuenta es lo que yo mismo pienso de mi, me inmuniza contra el chisme; y bueno, a la soledad ya me acostumbré, ya no me afecta en lo absoluto.

Existe otro problema con los chismes; y es que suelen estrellarse contra la identidad del calumniado. A demasiada gente le gusta creer de los demás lo que les da la gana, y cuando descubren que estaban en un error, prefieren intentar cambiar la realidad a toda costa antes que aceptarla. Lo que quiero decir con esto es más o menos lo siguiente:
Si se dice de una mujer lesbiana que la vieron besando a un hombre, ella arderá en cólera, si se dice de una mujer heterosexual que la vieron besandose con una mujer; también  se pondrá furibunda, y es que lo que más desea cada quien es que el resto del mundo nos vea tal y como nos vemos nosotros mismos, que respeten nuestras identidades...Pero eso no es lo que hacen los chismosos, muy por el contrario; lo que hacen es repetir como loros amaestrados todo lo que oyen; y cuando se percatan de que repitieron una falacia...bueno por mucho que trates de convencer a tu audiencia de que laTierra es plana, ésta no se va a aplanar para darte el gusto ¿verdad?...
Para el chismoso (que suele ser soberbio pues tiene la auto estima enterrada en la Fosa de las Marianas) tener la razón es más importante que descubrir la verdad...pero yo también quiero que el resto del mundo me vea tal y como yo mismo me veo; es decir que respeten mi identidad, no acepto que nadie intente obligarme a ser algo distinto de lo que soy y quiero ser, apuesto a que la mayoría piensa igual que yo, al menos en este sentido.

Así que recuerden que hacerse eco de dimes y diretes sin averiguar primero y sin siquiera dar el derecho a la defensa es peor que matar; al menos a los ojos del buen Dios; aunque para los hombres la cosa no pase de ser una travesura; tómese nota pues...

P.D.: El que tenga oídos que oiga y el que tenga ojos que lea...

miércoles, 8 de junio de 2011

Maltrato Infantil



Es tanto lo que se podría hacer y tan poco lo que se hace, podemos exigirles a los gobiernos del mundo que pongan a la orden y disposición de los padres tantos orientadores como sea necesario para que eduquen a los padres a educar a sus hijos, después de todo no todo el mundo puede pagar 150 Bs F por cada consulta de una hora a un psicólogo infantil, ¿y las televisoras? en lugar de pasar telenovelas y series violentas en el horario estelar podrían pasar programas de psicología infantil, con títulos como 2educando a papá" o "aprendiendo a ser padres" ¿y las escuelas?, por qué no enseñar desde la más tierna edad a los niños a ser futuros padres? la tarea más importante en la vida de un ser humano no te la enseña nadie, tenemos que aprender por ensayo y error y quienes pagan son los más pequeñitos...digo ¿no?

Cadenas



Odié a mi padre hasta que visité su pueblo natal y descubrí así la infancia que le tocó vivir, después de eso mi odio trastocó en admiración (vaya que si tenía el cuero duro mi viejito). Entonces la agarré con mis abuelos, pero me dio por averiguarle la infancia también a ellos y entendí que todo es una cadena, y que no somos más que eslabones que repetimos comportamientos pues no conocemos otra vía; espero haber roto la cadena con mis hijos. Y si así no fuera, si yo también fui un mal padre; lo único que quiero de ellos es que se compren un montón de libros de psicología infantil para que tengan las herramientas que les permitan romper ellos la bendita cadena, para con mis nietos, amén que así sea

Golpes Cariñosos



Cuando el padre golpea al niño con la palma de la mano abierta, el escozor sobre ésta le indica el tamaño de la fuerza que usó en el castigo, pero cuando el padre golpea con la correa, la chancleta, el palo, el zapato, etc, no tiene idea de cuánta fuerza está usando y por lo general seda cuenta de dicha cantidad cuando el niño va camino de TERAPIA INTENSIVA...hay castigos más eficaces que los golpes y los insultos para encarrilar a un niño, quitarle temporalmente lo que más le gusta es uno de ellos; pero claro para aplicar ese tipo de castigos tienes que conocer a tu hijo, para ello es menester que compartas con él, que le dediques tiempo.

El Cristianismo

"El camino al infierno está plagado de buenas intenciones... "


Le preguntó un discípulo al Maestro:
 -Maestro, ¿cómo conoceremos a tus discípulos?
 y contestó el Maestro:
 -por SUS OBRAS los conoceréis- 
no dijo por sus creencias,
 ni por sus intenciones,
 ni por sus sentimientos 
ni por su fe, 
ni por sus bolsillos, 
ni por su...nada, 
es por sus obras, 
el verdadero Cristianismo 
es SERVICIO SOCIAL; 
si no hay SERVICIO SOCIAL 
no hay cristianismo nada,
 todo lo que hay es palabra hueca e inútil

lunes, 6 de junio de 2011

Poder


El camión era rojo, marca FIAT, enorme, aunque tal vez no era tan grande considerando que a sus diez añitos Paquito solo medía un metro cuarenta y cinco, Paco estaba rumbo a Maracaibo con Miguel, un amigo de su papá, que había decidido llevarse al muchacho para que conociera a sus hijos, y claro Paquito estaba feliz de salir de sus arrestos domiciliarios, pues sólo lo dejaban salir para hacer mandados, comprar pan y leche y los cigarrillos de papá, cosas como esas.

El viaje en camión era largo pues los camioneros viajaban a velocidades moderadas para evitar volcarse cuando llevaban carga, así que pasaron la noche  allí, Paco durmió en la cabina y Miguel sacó un chinchorro de la nada y lo guindó debajo de la batea…

Esa noche Paco se despertó en la madrugada, se bajó de la cabina y miró hacia arriba, jamás en su vida había visto tantas estrellas juntas, parecían bailar en un fiestón universal… ¡Qué increíble visión ese firmamento brocado de estrellas!, entre un lucero y otro no  cabía el grueso de su dedito meñique, así de copado estaba el cielo; preludio quizás a la esperanza…

A la mañana siguiente, entraron a un local, uno de esos cafetines restaurante que había a lo largo de todo el trayecto, para que los viajeros tuvieran dónde comer, reponer líquidos y ¡por qué no!, cambiarle el agua al canario, y aunque los sanitario dejaban una pésima impresión; cuando la naturaleza llama hay que atender al llamado o perder la vejiga en una explosión ácida y fluida…

En fin, entraron a comer, y Paco pidió un panino de salami, y le dijo a Miguel:
-¡Señor Miguel! ¿me lo puedo comer afuera?
-Bueno; pero no te alejes.

Es que el contacto con el aire libre, el olor de la Naturaleza, los amplios espacios abiertos hasta donde alcanzaba la vista, le daban a Paco una tal sensación de libertad que no se podía creer todavía que había todo un mundo tan distinto fuera de su pequeño apartamento en Quinta Crespo, en medio de una ciudad contaminada y plagada de concreto y asfalto por todos lados.

Y allí estaba Paquito, extasiado con el panorama, como en trance profundo, tan ido estaba que no se había percatado aun de los ruidos que su estómago hacía, pidiéndole reabastecimiento; tampoco se había dado cuenta de los enormes ojos saltones que estaban velándole el panino, dos ojazos negros heridos de hambre, enmarcados en un rostro de piel quemada por el dolor y por el sol tropical, cabello crespo cortico; cabello chicharrón dirían los paisanos, el niño; pequeño, de unos ocho años tal vez, era piel y huesos, las costillas se le marcaban tanto que casi casi podía vérseles los pulmones hincharse con cada aliento y el corazón palpitar con cada suspiro.

Y el negrito miraba el pan del niño pálido con una cara de dolor, angustia y pena; y Paco se llevó el pan a la boca, abrió los labios mostrando los dientes y se aprestó a dar el primer mordisco, pero no pudo hacerlo…esa mirada tan penetrante le causaba más pesadumbre que el hambre que lo acosaba y pensó para sus adentros: (pobre niño, se le marcan todas las costillas, y yo soy gordo, si no como hoy tampoco me voy a morir) y extendiendo la mano hacia el negrito, le dijo:
-Toma, cómetelo tú, yo no tengo hambre…

La mirada lastimada trastocó en mirada de esperanza, el rostro negrito se iluminó con una enorme y luminosa sonrisa blanca, que generó tal contraste que ni Dalí, ni Picasso ni ningún otro artista plástico habrían podido imaginar un cuadro tan hermoso;. El niño tomó el pan de manos de Paco y se lo tragó en dos bocados.

Y Paco se sintió poderoso, había descubierto que él también tenía poder, el poder de borrar una lágrima, el poder de dibujar una sonrisa, el poder de demostrar a alguien que creía no importarle a nadie; demostrarle pues que a él si le importa, el poder de cambiar el mundo mismo, cambiando lágrimas por sonrisas, una a una…

Miguel, que había visto toda la escena en la distancia, se acercó a Paco y le preguntó:
-¿Quedaste satisfecho?
-¡Si, claro!, estaba sabroso
-¡Embustero!; pero, eres tan pendejo como yo, eso me gusta, ven te compro otro panino, pero este si te lo comes tú, ¿estamos?

Y así fue que Miguel le compró otro pan a Paquito, y ambos se montaron en el camión y siguieron su viaje hacia la tierra por el sol amada…

Imagen de Google Imágenes

domingo, 5 de junio de 2011

¿Aprender jugando?¡Y porqué no!



Lo que pasa es que aquellos que educan por el camino más trillado (el "cállate" la burla y la paliza") lamentablemente siguen siendo mayoría; y cuando los niños crecen hacen otro tanto con sus hijos pues todo aprendizaje es por comparación y el que nada puede comparar nada aprende, nada bueno quiero decir...porque siempre estamos aprendiendo. La sociedad es diferente porque el grueso de sus integrantes educan así; a los trancazos, pero si gritamos a todo pulmón puede que nos escuchen y cambien sus maneras de enseñar. El único trabajo que debe tener un niño es jugar, y es que HASTA EL ESTUDIO DEBIERA SER UN JUEGO DIVERTIDO en lugar de la obligación aburrida y monótona a la que someten a los infantes como en una tortura. Y luego se quejan los maestros que no les pasan los muchachos -¡son brutos, no entienden nada- si son tan brutos como es que si se aprenden las canciones rapidito, cómo es que se aprenden los video juegos tan velozmente, el que ha jugado en consolas sabe los difícil que son algunos de ellos; lo que pasa es que el niño es como los cachorros de los demás mamíferos, aprende jugando, transformar el estudio en un juego divertido es el camino menos trillado y nadie lo toma

Eslabones de cadenas



Odié a mi padre hasta que visité su pueblo natal y descubrí así la infancia que le tocó vivir, después de eso mi odio trastocó en admiración (vaya que si tenía el cuero duro mi viejito). Entonces la agarré con mis abuelos, pero me dio por averiguarle la infancia también a ellos y entendí que todo es una cadena, y que no somos más que eslabones que repetimos comportamientos pues no conocemos otra vía; espero haber roto la cadena con mis hijos. Y si así no fuera, si yo también fui un mal padre; lo único que quiero de ellos es que se compren un montón de libros de psicología infantil para que tengan las herramientas que les permitan romper ellos la bendita cadena, para con mis nietos, amén que así sea

Lo que tú quieres



Muchos padres están convencidos de que los hijos les nacen para llenar sus frustraciones (las de los padres) y para cumplir con todos los sueños que aquellos no pudieron realizar, discursos tales como –Mi hijo va a ser abogado-  o –Mi hija va a ser actriz- se escuchan con demasiada frecuencia y convicción en demasiados hogares…

¡CRASO ERROR! Tus hijos no vienen al mundo a vivir tu vida ni a realizar tus sueños; sucede que ellos tienen sus propias vidas y sus propios sueños; por eso apóyalos, ¡no les mates los sueños, por favor!

No hay nada que le duela más a un niño que el percatarse de que los padres desconfían de él y el darse cuenta de que no lo aceptan por lo que él es; sino muy al contrario, tratan de cambiarlo sistemáticamente.
Estos dos comportamientos paternales; tan comunes en nuestro planeta, son la Espada de Damocles que pende de las inocentes nucas de nuestros hijos.

Nadie trata de convertir a un gato en perro.
Nadie intenta transformar una nevera en televisor.
Entonces; ¿por qué tanta insistencia en cambiar al prójimo?
Si quiere ser ingeniero déjale ser ingeniero.
Si quiere ser ebanista cómprale la madera y sus herramientas.
Si quiere ser escritor, apóyalo; no quieras imponerle la carrera militar.

Si quiere un guante; cómprale el guante, el bate y la pelota y llévalo a ver el juego.
Y por favor, ya deja de meterle por los ojos el bendito balón
¡Que no le gusta el futbol conchales!

Pero él quiere una guitarra y tú le compras una trompeta.
Pero él quiere un carrito y tú le regalas una franela.
Pero él quiere chocolate y tú le das una cerveza.

Ella quiere el vestido rosa y tú le compras el vestido blanco.
Ella quiere los creyones de cera y tú le regalas los creyones piratas.
Ella quiere el bebé que camina y tú le traes la Barbie doctora.
Ella si quiere la cerveza pero a ella le das merengada.

Moraleja:
Lo que tú quieres no le importa a nadie ¿ENTENDISTE? ¡YA CÁLLATE!

Caray, déjalos ser, let them be…


Imagen tomada de Google Imágenes

viernes, 3 de junio de 2011

Dile NO al Maltrato Infantil



Seis mil años de historia han demostrado; plena y satisfactoriamente, que el maltrato infantil lo único que en verdad enseña a los niños es a mentir, a engañar y a guardar secretos; además de desconfianza, recelos, resentimientos, reconcomios, odios exacerbados, sedes insaciables de venganza, xenofobias y explosiones de violencia.

¿No están de acuerdo?, pregúntenle a los abuelos y bisabuelos que vitorearon a los perros de las dos guerras mundiales cómo fueron criados.

Nada se gana con encerrar en cárceles a los criminales, delincuentes, drogadictos, jíbaros, violadores, pederastas y pedófilos, xenófobos de toda clase, psicópatas, mercaderes de órganos humanos, tratantes de esclavos y toda la escoria humana del mundo.
Dónde encierras a uno te salen diez más. Y si encarcelas a los diez te aparecen mil…

La serpiente se mata por la cabeza, porque si le das en la cola, aquella  se voltea y te envenena; y la cabeza de la violencia en el mundo es el MALTRATO INFANTIL.

¡DILE NO AL MALTRATO INFANTIL!

FRASES CÉLEBRES DE PADRES EJEMPLARES (Y tal)



Subtítulo:
La voz silente
del niño inocente.

Dedicado a los padres que creen que los hijos olvidan
(Sigan creyendo y se van a volver creyones)

Antes de una paliza:

Esto lo hago por tu bien
(¡No me quieras tanto, no jooooda!)

Esto me va a doler más a mi que a ti
(Cualquiera cae)

Después de una paliza:
¡No llores! Si lloras te doy el resto.
(¿Más?... ¡coooooño!)

Paradojas paternales:

Si te golpean te pego y si peleas también te pego
(Entre el golpe y la pared)

Si me llegas con una herida te doy el resto
(¿Cirugía casera?...el resto de qué si no estoy comprando nada)

¡Contesta niño maleducado! ¡No contestes muchacho impertinente!
(Bueno, decídete)

Eres muy niño para hacer estas cosas.
Deja de hacer eso que ya eres todo un hombrecito
(¿Mi estado?: INDEFINIDO)
La solución mágica a todos los problemas:
¡Me quito la correa!
(Ojala se te caigan los pantalones pa’ cagarme de la risa)

Frases ocasionales:

Mucho ayuda el que no estorba
(Ergo soy estorbo)

¡Vete de aquí! ¡No molestes!
(Ergo soy molestia)

¿No te da vergüenza? ¡Muchacho gafo!
(Ergo soy una vergüenza, y además gafo)
¿Qué van a decir las niñas bonitas de un niño que hace esas cosas?
(No sé: ¿invítame?)

¡No te voy a querer más!
(Métete tu querencia por el forro)

¡Deja de reírte, pareces un idiota!
(De tal palo tal astilla)

¡Muchacho bruto! ¿Por qué no entiendes?
(¿Será porque soy hijo tuyo?)

Siéntate allí y no muevas un músculo
(A la verga, si respiro muy duro me pegan; ¿vej?)

Abbusc’ –solo para los napolitanos-
(¿mille lire?)

Antes de salir con los hijos:

Si van al baño háganlo ahora, no me hagan pasar pena con nuestros anfitriones
( ¡Vejiga; atención firmes!)

La más cumbre:

Si me quito la correa te pego con la corbata
(Verídico, se lo gritó un padre a su hijo ¡ y en público! )
-Y no no, se dice el pecado; no el pecador-

Otra genial:

El hijo le reclama a la madre:
¡Mami! ¿Por qué soy feo? ¡no quiero ser feo!
Y la madre lo consuela:
¡A mi no me importa que seas feo! Yo te voy a querer siempre, toda la vida te voy a querer; aunque seas feo
(Ni que me fuera a casar contigo; ¿no digo yo?)

Y como decía Don Goyo Repollo:

“Ni que el pecho fuera de hierro
y los lomos de algarrobo;
parecen loooocos, jeh jeh”



Foto Tomada de Google Imágenes

martes, 31 de mayo de 2011

El vendedor de enciclopedias

Imagen tomada de Google Imágenes

Trabajaba para Garzanti Editori, vendiendo enciclopedias puerta a puerta. Antes de salir a batir las calles del Napoletano nos daban clases de técnicas de ventas, de cómo hacer una presentación y mantener el interés del cliente en nuestros productos, y cómo inducirlos a comprar algo que no habían visto sino en catálogos. Una vez hipnoticé; literalmente, a una ama de casa, que me compró la enciclopedia y firmó el contrato sin siquiera darse cuenta de lo que ella hacía, debo confesar que me dolió saber que luego de rechazar los libros, la empresa le puso una demanda por haber firmado un contrato que ni siquiera leyó. Hacíamos muchas trampas para vender; -somos del gobierno y vinimos a ofrecerle libros para la escuela-, -somos psicólogos y estamos aquí para orientarlos- y tantas otras tonterías que la gente nos creía.
Hice cosas sin nombre para llenar mi barriga, como aquella vez que; haciéndome pasar por psicólogo, le prometí a una madre que le quitaría el complejo de fealdad que tenía su hija adolescente, y después, cuando llamaba a la empresa exigiendo mis servicios yo me negaba continuamente. Sip, hice muchas cosas malas para llenar mi estómago, pero también hice alguna buena, de esas que nos enorgullecen y nos hacen sentir que hemos hecho la voluntad del buen Dios, al menos por esa vez.

Aconteció que estaba haciendo las sólitas presentaciones supervisado por mi asistente de grupo, el señor Mona, cuando logramos entrar a una casa humilde, donde unas señoras hacían tertulia entre ellas, luego de terminar mi presentación, la dueña de la casa me dijo que no necesitaba los libros y yo (que le había hecho de antemano el cuestionario apropiado para forzar la compra) le repliqué:
-Pero usted dijo que tiene una hija adolescente; ¿cómo sabe que a su hija no le interesan los libros?
-¿por qué no se lo preguntas tú mismo? ella está en su cuarto, detrás de aquella puerta- me dijo, señalando una puerta vencida por los años.
Se levantó de su silla y me invitó a seguirla, yo...todo creído que ya tenía el contrato asegurado (no hay nada más fácil que embaucar a una adolescente cuando se es atractivo, y yo lo era y mucho) me levanté de mi asiento con una sonrisota de esas que se llevan toda el área del rostro, como la sonrisa del gato en "Alicia en el país de las maravillas", de esas sonrisas que toda la cara se vuelve dientes y pareces más el teclado de un piano que una persona; ¿ya? ¿caíste?, entonces sigo...
Decía que me levanté de mi asiento con mi cara de pianola y la seguí, y en seguida desapareció la sonrisa; hasta de mi alma, ¿qué contrato ni qué contrato?, detrás de la puerta había una joven quinceañera postrada en una cama, toda ella piel y huesos, sus músculos atrofiados a causa de la paraplejia, su lengua fuera de la cavidad bucal, guindando sobre el lado izquierdo de su mandíbula, la chiquilla ni siquiera podía articular palabra, solo gemidos salían de su boca.

Me senté al lado de su cama, y con mis dedos índice y pulgar coloqué como mejor pude, su lengua dentro de su boca, en eso me percaté de que su mirada pendulaba desde mis ojos a un punto incierto de la habitación, y de allí de nuevo a mis ojos:
-¿Quieres algo?-Más gemidos; mientras la madre a mis espaldas descargaba todas sus cuitas, abrojos y lamentos sobre mi corazón afligido por tal escenario.
-Hagamos una cosa-le dije- un parpadeo significa "no" dos parpadeos significan "si" ¿te animas?- y recibí dos parpadeos.
-Dime, ¿quieres que te agarré algo de esta habitación?- otra vez dos parpadeos
-¿Qué será?- me levanté de mi asiento, deambulé por la habitación como Pedro por su casa y tomando los objetos a mi alcance uno a la vez, se los mostré solo para recibir un solo parpadeo en cada ocasión, hasta que le mostré un libro y ella, evidentemente excitada, parpadeó tantas veces seguidas que perdí la cuenta. 
Me volví a sentar a su lado, esta vez libro en mano, lo abrí en la primera página y comencé a leer; ella gimió, la miré, parpadeó una vez, esperó unos segundos y volvió a parpadear.-¿No quieres que te lea el libro?- dos parpadeos -¡Si quieres que te lo lea, pero no en esta página- dos parpadeos nuevamente.
Abrí el libro casi en su final y le mostré la página a la infanta preguntándole:
-la página que buscas, ¿está más adelante?- un parpadeo-¿más atrás?- dos parpadeos.

Continué abriendo el libro y preguntándole hasta que di con la página 95 (¿o era la 97?, bueno no importa que página era, hallé la que quería escuchar, eso es lo que cuenta) y comencé a leer, entre línea y línea la miraba a los ojos y noté que sus pupilas brillaban con el fulgor de la felicidad y una tímida lágrima asomaba tierna de las comisuras de sus hermosos ojos café.
La madre que seguía la escena desde detrás de mi persona, no terminaba de salir de su asombro; ¡su hija entendía, lo entendía todo! y podía comunicarse.

Después que terminé de leer la página, me acerqué a su rostro y le besé la mejilla con la ternura propia del padre que se despide de su hija, luego me dirigí a la madre y le propuse:
-Ya sabe un parpadeo es "no", dos parpadeos significan "si"
Me despedí y le dije a mi asistente de grupo, -¿nos vamos?-

A la salida Mona me preguntó el porqué no les había dado a firmar el contrato -¡Lo tenías en el bolsillo! ¿Qué pasó? ¿Por qué no cerraste la negociación?
-Ellos no necesitan libros, no estos al menos y yo seré una mierda pero ¿sabes, amigo mío? no soy tan mierda...