Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

lunes, 1 de noviembre de 2010

Distancias Aledañas (Dueto Gise Marisol y tonisan)


                                                                            
                                                                           I

Ella, quién al llegar la noche, siente que los fantasmas del día la dejan vivir. Enciende un cigarrillo siempre a la misma horas. En sus manos, el mismo jarrón de té sabor a limón para despertar el acido en sus glándulas salivales.
Se posa a mirar los árboles nocturnos, y las brillantes estrellas, tan distantes e insomnes como Ella.
Otra vez, el cielo es la TV. que relata sus pasados. Y su cuerpo se convierte en los recuerdos que caminan como sombras lejanas en un desierto sin testigos.
Cuando en su mente, una canción musicaliza la noche.
-Y el mundo, ya no necesita otra canción de amor, pero Yo sí!!!
( canta en sus adentros)-Vehemente sonríe y se pregunta:
-¿quizás me hagan falta miles de canciones de amor para volver a perderme en ellas?.
Cuando de repente otro espacio de su mente recita un poema:
-"Podría escribir los versos más tristes esta noche"...
(pero Ella sabe que no serian suficientes para dejar de amar sus recuerdos).
El cigarrillo se consume, y parece tener vida propia, o quizás estarle robando la vida.
El té se enfría, y su alma también. Ya el frío de la noche la viste por completo. El silencio es el mundo y un grillo dando señal de vida desde su oculto pasto viejo.
Ya no cree en milagros por un instante, sabe que debe despedirse de las quimeras que buscan esperanzas para un nuevo comienzo.
Un comienzo que espera en la rutina de un presente malherido, pero con batallas que le sirven para ganar gloria en otras vidas.
Las responsabilidades la consumen y su juventud la acaricia en un Poema.
La ultima parte del cigarrillo se presenta tentadora.
-No me la robes. Le dice al viento.
Aun existen vacíos por fumar.
Autora: Gise Marisol (Argentina)

                                                                                II
El cigarrillo encendido evoca humaredas distantes, lejanas y sin embargo adyacentes a sus almas.
El humo asciende , contorneándose en sus grises y azulados retoques de vida que se desvanece en el aire enrarecido por la calina citadina.
Él sabe que más allá del horizonte hay un poema esperándole, un poema intentando escabullirse de la pluma de una princesita bella, tan parecida a la Jazmín de Disney que casi provoca convertirse en Aladín y viajar en alfombra a las mil y una noches y pedirle...exigirle a Sherezade que devuelva los relatos al mundo al que pertenecen, el mundo de los fabulísticos y fabulosos ensueños de mi odalisca enamorada que dejó de creer en milagros.

-Si tan solo el sueño me venciera nuevamente, podría entrar clandestino en tus alcobas, besar sigiloso tu alma linda, acariciar las caracolas de tu cabellera submarina y extraviarme feliz y silencioso, erótico y frenético, en tus virtuales hondonadas o ascender sin precaución a tus simas siderales; bañarme entre tus nebulosas con el polvo de las hadas, y volar aún más alto y más lejos que Campanita, más allá del Nunca-jamás, a las tierras del Siempre-a-tu-lado.

El cigarrillo consumido por su propia soberbia, cae al suelo con la pasión que se incendia en la ventana, y el pobre hombre, rendido, angustiado por la soledad, cae dormido en medio de un infierno de llamas y de hornos, que calcinan esa piel hasta los huesos.

Esa misma noche, en medio del sueño, ella siente su presencia, le besa las memorias, le acaricia los recuerdos y se entrega al viaje eterno en las tierras del Siempre-a-tu-lado.
Autor: Felipe Antonio Santorelli (Venezuela)

Así nace la poesía

Imagínate a Dios como a un Árbol.
Un árbol antiguo como el Pino, alto como la Sequoia, robusto como el Roble, sabio como el Samán, noble como el Cedro, de ramas flexibles como las del Abeto...
Imagínalo desperdigando sus semillas al viento, unas caen por aquí, otras caen por allá, otras acuyá y aún otras más allá.
Y todas las semillas germinan, crecen, se desarrollan, florecen y sueltan sus versos polínicos que viajan a galope tendido sobre el lomo de las brisas, en una búsqueda frenética de semejanzas y de floridas igualdades.

Y los versos se re-encuentran, se reúnen, se celebran y festejan unos a otros en poéticas danzas de felicidad, solidaridad, hermandad, alegría y verdad.

Así nace la poesía, así brota acrisolada por los vientos, los incendios, las heladas, los abismos y las simas.
Así surge bendecida por las flores que recrean en los versos inquietudes tan humanas, tan sensibles, tan hermosas, tan profundas, tan reales e irreales, misteriosas mocedades que eternizan sentimientos y piedades y empatías por doquiera.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Vocación y Trabajo

Para descubrir cuál es tu vocación solo tienes que preguntarte una cosa y es :
¿Qué harías aunque nadie te pagara por hacerlo?
¿Cuál es esa tarea que te quita el hambre, y te quita el sueño, y te obsesiona al punto de que no puedes funcionar correctamente hasta que la hagas; para luego repetir el ciclo una y otra vez?
Es allí donde reside tu vocación y es a esa tarea a la que deberías dedicarte profesionalmente.
Pero, les tengo una mala noticia, y es que vivimos en un mundo capitalista (y no se me confundan los de Izquierda, el comunismo no es otra cosa que un capitalismo de Estado; la única diferencia entre el primero y el capitalismo en sí, es que en este último gobiernan los oligopolios económicos –mayormente comprando voluntades- mientras en el comunismo gobierna el monopolio representado por la oligarquía partidista; incluso el fascismo era un capitalismo monárquico, pero capitalismo al fin) como venía diciendo, vivimos en un mundo capitalista de franca imposición consumista; en donde no hay espacio para las artes a menos que sean comerciales; y cuando las artes son comerciales dejan de ser artísticas porque ya no responden a la subjetividad del autor sino a las exigencias de un mercado cuya mayoría de integrantes de arte sabe poco y nada.
Y artistas son, los poetas, novelistas, cuentistas, músicos, escultores, pintores; pero también son artistas los magos, los actores, los ebanistas (carpinteros especializados en dar forma artística a la madera), etc.
Los escritores, los músicos y los artistas plásticos tienen la ventaja de que pueden estudiar las respectivas carreras y luego trabajar medio tiempo dando clases de sus respectivas materias (y con ello consiguen un salario a medida de Hombre) y dedicar el resto del día a la creación, pero artistas para los cuales no existen escuelas ni universidades, y por tanto no pueden dedicarse al magisterio para luego desarrollar su arte.
Para ellos, mi consejo es éste:
Averigüen cuál es su segunda vocación; Dios no nos da una sola vocación sino que nos da varias, una principal y varias secundarias…
Por tanto es menester que se dediquen a desarrollar su segunda vocación más importante  a través del estudio (o la tercera si la segunda tampoco paga); 
 y hacer de esta vocación una profesión.
Esto es para que se garanticen un trabajo a medio tiempo con un sueldo noble y suficiente, de manera que luego puedan dedicar el resto del día al desarrollo de su primera vocación, y así poder sentirse realizados y evitar caer en la depresión.

Porque la primera causa de depresión es precisamente ese sentimiento tan feo de saberse obligado a hacer algo que no nos gusta de 8 a 16 horas al día solo para llenar el estómago y mantener a la familia; es decir que la sensación de auto realización es la primera cura de la depresión, y dicha sensación solo se adquiere sólo, única y exclusivamente cuando nos dedicamos a aquellas tareas que más nos gustan.

En el Renacimiento, los Reyes, Príncipes y Aristócratas mantenían a los artistas y a los sabios, los cuales podían dedicarse por entero a sus nobilísimas tareas, pero en la actualidad ni siquiera los Gobiernos se ocupan de ellos, por eso es que se dice que el arte alimenta el espíritu y mata de hambre al cuerpo; y es esa tal vez la razón por la que cada día hay menos verdaderos Creativos; lo que pasa es que es bien difícil crear con el estómago vacío.

La vocación ha de ser la brújula, el astrolabio y el mismísimo  timón de nuestra vida, pero si tu vocación es artística y pertenece a un arte sin escuelas; entonces debes enfrentar la realidad y actuar en consecuencia; no la abandones porque el abandonar la propia vocación es ya; de por sí un suicidio, estarías matando tu alma y tu espíritu; pero tampoco pierdas el tiempo buscando lo que no existe porque antes o después tendrás que comenzar a trabajar, y si careces de profesión tendrás que aceptar el trabajo que consigas (aunque lo detestes) y trabajar las horas que te impongan y entonces si le tendrás que decir adiós a tu vocación –al menos hasta que te jubiles o te pensionen-

Por tanto dedícate a desarrollar una profesión que exista y que te guste lo suficiente como para que sepas que lo harás bien, luego de graduarte en ello, trabaja medio tiempo y dedica el resto del tiempo a tu vocación principal.
En el mundo moderno solo si estás capacitado en las tareas que exige el mercado laboral puedes elegir un horario de trabajo y al mismo tiempo obtener un salario a medida de HOMBRE.
Y esto es para todos los jóvenes y para todos los que se sienten jóvenes…
Abrazos siderales

lunes, 25 de octubre de 2010

Poesía y sentidos


Los escritores escribimos por muchas razones particulares, pero hay una razón que nos mancomuna a todos; todo escritor escribe para ser leído; y qué difícil es muchas veces calar en el alma de los lectores y conseguir con ello que nos sigan leyendo.
Por esta razón y también porque estoy convencido que llegó la hora del alumbramiento de una nueva ciencia; que llamaremos Psicología Literaria -la cual de echo ya existe en textos sueltos y estudios tanto psicológicos como literarios aún no congregados bajo el título de ciencia- y quiero; si me lo permiten, dar nacimiento a dicha ciencia con un ensayo sobre la poesía y su relación con los sentido biológicos.

Comencemos por aclarar que los sentidos no son cinco; además de la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto, existen sentidos internos que nos informan sobre el estado de nuestro organismo y que son llamados propioceptivos; el tic tac del corazón, el mariposeo de la barriga, esas sensaciones en las rodillas, las canillas, los codos y la nuca, el hormigueo de distintas partes del cuerpo (como cuando decimos que se nos durmió el brazo, por ejemplo) todas estas sensaciones son informaciones que proceden de estos sentidos.
Y aunque no quiero entrar en temas paranormales ya se ha hecho evidente para muchos (al punto de que hay científicos estudiando el fenómeno) la existencia de un Sexto sentido (que no es el propioceptivo y tiene más que ver con la intuición que con cualquier otra cosa)

Naturalmente, si queremos ser leídos cuando escribimos, debemos tomar consciencia de que las personas usan en mayor o menor grado las informaciones que llegan de sus sentidos para forjar sus procesos cognitivos; este hecho llevó al descubrimiento de que existe una tipología en la que entran todas las personas y se corresponden con el sentido más usado por cada quién para construir sus mundos interiores.
La clasificación es la siguiente:
1)tipo visual 2) tipo auditivo 3) tipo olfativo 4)tipo gustativo 5)tipo táctil 6)tipo propioceptivo o cinestésico
No voy a entrar en las características psicológicas de cada uno de estos tipos, los interesados por favor consulten libros de Programación NeuroLingüística; lo que si quiero aclarar es que los tipos puros no existen; o sea que la clasificación antes citada no significa que el tipo visual solo usa la información que le llega a través de los ojos para construir sus procesos cognitivos, sino que ese es el sentido predominante (y nunca el único) en dicha construcción. 


En la comunicación con el resto de la humanidad, cada tipo utiliza; en mayor medida, palabras que se corresponden con el campo de influencia del sentido que en él predomina, tanto cuando es el emisor como cuando es el receptor.
Tanto es así que las personas no solo tienden a usar más palabras pertenecientes al campo sensitivo de su sentido predominante, sino que además tienden a escuchar y a leer solo dichas palabras; mientras que las que se refieren a los sentidos de menos uso en el receptor, entran por un oído y salen por el otro. -literalmente-


Por eso, es menester que el escritor y el orador manejen un vocabulario que incluya palabras que logren captar la atención de todos los interlocutores a quienes se dirigen.
Para terminar con este cortísimo ensayo, voy a mostrar el mismo verso escrito para que capte la atención de cada uno de los tipos antes citados.
El verso en cuestión lo único que expresa es "me gusta tu beso" y lo expresaré en maneras diferentes para cada tipo, así:

Para captar la atención del tipo Visual:
Tu beso es el rayo que ilumina mi eterna noche

Tipo Auditivo:
Tu beso es el chasquido que arranca la pianola de mi pecho

Tipo Olfativo:
Tu beso es el perfume ajazminado que alborota mis pasiones.

Tipo Gustativo:
Tu beso efervescente es la sal de mi existencia.

Tipo Táctil:
Tu beso es cosquilleo y es presión que me turba y me conmueve

Tipo Propioceptivo:
Tu beso es el vaivén que estremece mis entrañas.

Tipo Sexto Sentido:
Tu beso es intuición de mundos imposibles.

En conclusión, si queremos llegar a todos es menester encontrar las palabras que calan en todas las tipologías y ponerlas en nuestros textos.
Las palabras visuales sobran, las auditivas no tanto, pero se consiguen a través del uso de onomatopeyas (por ejemplo)
Las palabras olfativas son más bien escasas, pero se pueden fabricar a través del uso de flores y otras clases aromáticas. Así podemos construir palabras como ajazminar, amapolar, etc. También podemos buscarnos o construirnos un diccionario de olores. Flores y frutos siempre evocan olores y los últimos también evocan sabores.
Y como ya introdujimos las palabras gustativas, que son escasísimas, un libro dedicado a la pastelería o a la alta cocina; un libro dedicado a los catadores de vinos o a la coctelería, puede sernos de gran ayuda.
Para los últimos dos no tengo idea, así que no puedo orientar en ese sentido cada interesado haga entonces su propia investigación.
Y con esto me despido hasta el próximo ensayo
Se les quiere y aprecia siempre
Abrazos coloridos, explosivos, perfumados, efervescentes, impactantes, vibratorios, astronómicos y siderales para todos

domingo, 24 de octubre de 2010

Mi hipótesis psicológica de la mente, la psique y la personalidad

La personalidad no está compuesta por Padre interior Adulto interior y Niño interior, no solo.
Más bien, la Psique humana es un universo interior constituido por millardos de individuos que son las representaciones de todos los individuos con que hemos tenido contacto; directa o indirectamente en nuestras vidas.
La gran mayoría de estos individuos serán personajes sin voz ni voto en la toma de nuestras decisiones pues serán representaciones de gente que apenas si hemos visto pasar por nuestro entorno; por otro lado, todas las personas que han influido en nuestras vidas (positiva o negativamente) tendrán su voz y su voto, que no será democrático, por el contrario, los que más nos han marcado tendrán más peso.

Y quiero decir con esto que también tenemos en nuestro interior los personajes de cuentos, novelas y poemas que hemos leído y de películas, series y documentales que hemos visto por televisión o en el cine.
Así, si has leído Doña Bárbara de Rómulo Gallegos y una biografía de este señor, en tu mundo interior existirá un Rómulo Gallegos, pero no solo, también habrá una Doña Bárbara y un Santos Luzardo junto a todos los personajes que aparecen en la citada novela.
Además, si hace veinte años te enamoraste de una mujer que te hizo pasar las de Caín, aunque hoy en día esa mujer sea una psicóloga especializada,  una mujer noble, perfecta ama de casa y esposa fiel y abnegada; la representación de ella en tu mundo interior sigue siendo la de la chiquilla irresponsable, caprichosa, descarada y desconsiderada que te amargó la vida, y mientras mayor fue el amor que sentiste por ella, mayor es el peso de su opinión en tus decisiones.

Así que, para que ella deje de hacerte daño solo tienes una opción y es ayudarla a madurar, a convertirse en la mujer que es hoy en día (y si no ha cambiado nada, conviértela en la mujer que más admiras); porque echarla de tu mente no funciona, ella seguirá allí en secreto, clandestinamente, haciéndote una guerra de guerrillas despiadada; lo más probable es que se reúna con otros personajes que te han hecho daño (no te ilusiones, todos están allí aunque no lo sepas) y practique contra ti esos ataques que conocemos como Auto Sabotaje.
Me interesa profundizar sobre las personas que no tienen mayor influencia en nuestras decisiones; los que podríamos llamar "extras" de nuestra película interior; estos personajes tendrán avatares tan completos como la atención que le hayamos prestado al individuo que representan, así si tan solo le vimos del cuello para abajo, su avatares serán descabezados en nuestro mundo interno...¿será por eso que sueño con tantas mujeres sin cabeza?
-Okey, el chiste es malo, lo admito-



Creencias y Personas:

De todos y cada uno de los individuos que han pasado por nuestras vida hemos aprendido algo ; algo bueno o algo malo, pero algo; por tanto hemos asimilado creencias producto de dicho aprendizaje.
Por ende; otra manera de observar esta hipótesis, otra perspectiva de esta posibilidad (que para mi es cada día más realista) es entender que cada una de nuestras creencias están asociadas a estos individuos virtuales.
Si las creencias son dañinas hay que deshacerse de ellas, pero cuidado; debido a la asociación creencia-persona  (o grupo de personas) si eliminas la creencia de tajo, sin sustituirla por nada; la persona asociada a esta creencia pasará a la clandestinidad produciendo ulteriores auto sabotajes en tu vida.
Si en cambio sustituyes las creencias virulentas por creencias sanas, las personas asociadas a dichas creencias madurarán en tu universo interior (aunque no lo hayan hecho en la realidad real) y te harán de excelentes ayudantes en los procesos creativos que emprendas.
Al respecto quiero contar una anécdota que pasó realmente; cierta vez, ya cansado de actuar como un autómata, decidí deshacerme de plano de todas las creencias que creía virulentas y dañinas, las que me impulsaban a actuar de maneras que después lamentaba, y comencé:
-Me deshago de esta creencia, y de esta y también de esta otra... y así sucesivamente
Esa noche soñé con un montón de hombres y mujeres con cara de cañón y mirada de torpedo que salían de mi casa por la entrada principal, no sin antes decirme con los ojos que me iba a arrepentir.
Impactado por el sueño, unos días después decidí no deshacerme de las creencias sino sustituirlas por creencias más sanas y esa misma noche soñé que todas esas personas que se habían ido, regresaban a mi casa con una sonrisota de oreja a oreja y con mirada tierna, dulce y solidaria.

Otra cosa que es importante aquí es el Perdón; y voy a explicar el porqué:
En tu mundo interior existen todas las personas que has conocido en tu vida, buenos, malos, bonitos y feos, los que te apoyaron y los que te crucificaron, están todos te guste o no; y la peor parte es que no puedes desvanecer a los malos, ellos llegaron a tu mundo interior para quedarse; tampoco tiene ninguna utilidad el matarlos, pues reaparecerán una y otra vez; si no con el aspecto que les conoces entonces volverán disfrazados de ogros, brujos, violentas ratas o feroces tigres o lo que sea, y poblaran tus noches de pesadillas.
Tienes que aceptarlos como parte de tu mundo, perdonarlos (lo cual es fácil si consideras que son sólo avatares, representaciones que has creado tú mismo) y ayudarlos a madurar.
Y paradójicamente; para que estos avatares se sientan perdonados, tienes que perdonar primero a la persona que se corresponde con el avatar; en la vida real.
Por eso perdonar es tan importante; no digo que le perdones en público y ni siquiera en privado, tampoco estoy expresando que le digas que le perdonaste (a parte el hecho –y me consta en carne propia- que lo más probable es que te diga “yo no te he pedido perdón” o peor aun “¿a si? Pues yo no te perdono, fíjate”) basta que le perdones para tus adentros, aunque nunca se entere el malhechor, lo importante es que te crea su avatar; y mira que somos tan creativos e inteligentes que los avatares que creamos en nuestras mentes son imposibles de engañar; inengañables pues –si se me consiente la palabra que no está en el dicciosaurio-
Y bien, este es el primer ensayo de esta hipótesis que he venido cocinando en mi mente, no sé si habrá otras entregas, no sé cuánta verdad haya en lo aquí expuesto, no sé si la desarrolle ulteriormente en el futuro, pero si sé que la publico a ver si pesco algún psicólogo que se interese lo suficiente como para querer verificar su veracidad y quiera tambié desarrollarla –de ser verdadera-
Abrazos siderales.

P.D.:
Lo más interesante de este ensayo es que todas las historias que buscamos los escritores están allí, en ese mundo interior.
Allí está Robert De Niro preguntándome "¿Me hablas a mi?...¿Me hablas a mi?"; allí está Rocky Balboa con la cara destrozada a golpes gritando "¡Adriaaaaaaana!" mientras el público lo ovaciona; allí está el jinete "Cantaclaro" cantando su copla "sobre la tierra la palma/ sobre la palma el suelo/sobre mi caballo yo/ sobre yo mi sombrero"
Allí están todas las fábulas, todos los cuentos , todos los dramas y las comedias, todo el material que necesitamos para escribir, y para crear con originalidad todo lo que tenemos que hacer es moldearlo a nuestro gusto; re-ordenarlo, re-acomodar los eventos y fenómenos en nuevas combinaciones; es decir solo tenemos que reinventar la rueda y re-descubrir el fuego

sábado, 23 de octubre de 2010

La Matica

El salón es de lo más suntuoso, con muchas mesas cubiertas de manteles finos, con botellas de todos los colores, de todos los tamaños y de todos los sabores.
Estamos en una convención poética, esperando la premiación de un tal Fulano; el nombre no importa porque los nombres y apellidos no son más que etiquetas.
Somos campos de energía embotellados, etiquetados y puestos en sendas vitrinas para su exposición y venta, mi etiqueta dice “espumante y efervescente” casi me etiquetaban Volcán.

Estamos sentados varios versificadores alrededor de una de las mesas, Josefina a mi lado hablándome de sus problemas, letanías y cuitas mientras yo tengo la mirada como extraviada, ida, más bien teledirigida…hacia una planta en un rincón sombrío del salón. Bella la mata, casi como una diva en traje de gala, pero una diva entristecida, cabizbaja y de mirada lacrimosa y lacerada, sus hijas plegadas hacia el suelo, son verdi-amarillas; más amarillentas que verdes y Josefina sigue charlando mientras de sottofondo y como si estuvieran a kilómetros de distancia, se oyen las tertulias de los demás poetas, lanzando versos al aire entre trago y trago como si fueran bombones de chocolate rellenos con Brandy (cosecha 18 años) o deliciosas y embriagantes guindas.
Y de golpe tomo la jarra de agua que está sobre la mesa, me levanto de mi estremecida y asustada silla y camino, jarra en mano hasta la maceta, donde vierto todo el contenido de la jarra.
Luego me inclino hacia la matica, acaricio su hoja más marchita y con ternura le susurro –Sobrevive, no te dejes-.
Hecho esto vuelvo la mirada hacia mi mesa y veo a Josefina con los ojos desorbitados por la sorpresa que le causó mi arranque emocional, así que decido volver a la mesa antes de que mi amiga piense lo indudable, que me he vuelto loco.

Un mesonero se acerca a la mesa y me pregunta:
-¿Y usted es…?- Evidentemente él también piensa que perdí el juicio
-¡Mucho gusto!- le digo; con una sonrisota que saqué de debajo de mi mágica manga y puse en mi rostro en un violento movimiento histriónico y prestidigitador -¡Don Nadie, para servirle!
-¿Con que Don Nadie?
-Déjelo señor, él está conmigo-asegura Josefina temiendo lo peor.
-Ah bueno, si es así, y dígame, porqué le echó agua a la planta
-Pues porque tenía sed -repongo-
-Está muy amarillenta, no sé qué hacer con ella.
-Todo lo que necesita es luz, si la saca al sol se repondrá, si no lo hace morirá antes de tres meses.
-¿Usted cree?
-No lo creo...¡Lo sé! me dijo que agoniza
-Le dijo ¿dice?
Y sonriéndole me inclino para sentarme...
El mesonero deja sus vasos sobre mi mesa, va hasta la planta, agarra la maceta con ambas manos y se la lleva afuera...por si acaso.


Me siento y le digo a Josefina:
-Respecto al tipo este que trató de descalificarte…
-¡Tonino, creí que estabas concentrado en la planta!
-Lo estaba, le digo sereno y calmado, pero también te escuchaba
-¿Cómo es eso posible?
-Es que somos multidimensionales
-¿Somos…?
-¡Somos!, si tienes el mejor sistema eléctrico del mundo pero no lo sabes nunca pasarás el interruptor, por tanto permanecerás a oscuras; del mismo modo, aunque tengas un auto último modelo, si crees que es una carreta y estás esperando que alguien te traiga un caballo para que la mueva…bueno eres más inteligente que yo, sé que captaste el mensaje
-Soy multidimensional, pero si no lo sé o; aún sabiéndolo, no me lo creo de nada me sirve serlo.
-El poder de la FE
 ¿viste?


miércoles, 20 de octubre de 2010

Carta sin destino a un poeta novato


 A quién pueda interesar:

Joven poeta, te escribo sin saber si algún día leerás esta misiva, y te escribo porque no quiero que pierdas tu precioso tiempo como lo perdí yo; navegando en mares tempestuosos envuelto por la más oscura de las tinieblas, la ignorancia.
Si tienes la vena poética; que no es otra cosa que vocación hacia la poesía, ya eres poeta aunque no hayas juntado aún dos palabras en un verso; lo eres, al menos en potencia.
Si además de eso tienes esa pasión que obsesiona al punto de quitarte el hambre y el sueño; entonces no tienes más remedio que rendirte a tu destino; por tanto no hagas caso de tus padres que te impelen a abandonar tu sueño bajo la excusa de que los poetas nos morimos de hambre; porque es mejor morirse de hambre que morir de depresión y la depresión te acorralará sin piedad ninguna si no sigues tu corazón, por la sencilla razón de que jamás nunca te sentirás realizado; no importa qué tan bien hagas ese otro trabajo en que te desempeñas; no importa qué tanta pericia hayas desarrollado en esa otra profesión que ejecutas tan solo para complacer a quienes amas.

Y es que estás marcado, condenado a cumplir con el propósito para el cual naciste o a hundirte en la más profunda depresión si esquivas dicho propósito.
Entonces, para que puedas pulir esa vena y excavar de ella las joyas literarias que tiene enterradas; permíteme darte unos consejos:

En primer lugar has de saber que el “genio es el resultado de un diez por ciento de inspiración y un noventa por ciento de transpiración” como bien dijo Albert Einstein;
esto significa que para expresar tu mundo interior requieres de esfuerzo, mucho esfuerzo, a veces demasiado esfuerzo… la buena noticia es que si tienes esa vocación y esa pasión de la que hablábamos más arriba, todo ese esfuerzo en lugar de cansarte te llenará de energías, en lugar de aburrirte te motivará más y más.

La poesía es un arte y como todo arte requiere que desarrolles pericia.
Y la pericia es esa frontera donde confluyen la práctica y el conocimiento.

Para hacerte con la práctica todo lo que tienes que hacer es escribir, escribir mucho, escribir todo lo que te pase por la mente; desde “Mi mamá me mima” hasta “deambulando por orbes extenuados y asediados por históricas pretensiones; atosigado por los báculos de tiempos ancestrales entre etruscos y sabinos”  o lo que sea que se te ocurra; y por favor, por lo que más quieras, atesora todo lo que escribas…no botes nada, aunque te parezca ridículo, inútil, tonto o lo que sea, no botes nada… para releerlo constantemente; porque mientras más te lees mejor te conoces, y mientras mejor te conozcas más auténtico y original serás. Además releyéndote constantemente tendrás la mejor medida de tus progresos; qué tan bien lo has hecho, cuánto te has desarrollado y qué te falta por pulir y aprender. Como dicen los profesionales de la Programación Neuro-Lingüística: “Para llegar a donde quieres ir tienes que saber primero dónde estás parado” y no hay mejor manera de averiguar eso que leyéndote a ti mismo en el tiempo.
No cometas el error que cometí yo tantas veces; de botar todos mis cuadernos cada tantos años; porque cuando los necesites –y ten por seguro que los vas a necesitar- ya no estarán; recuerda esta sentencia: La peor enfermedad de un escritor es dudar de su trabajo…confía en ti y en tu obra, aunque los críticos quieran hacerte pedazos, también despedazaron a Lope de Vega, a Quevedo y a Garcilazo en sus respectivos tiempos; pero, por otro lado tampoco es bueno que hagas oídos sordos a la crítica verdadera, la que construye y edifica.

Para obtener el conocimiento es necesario que leas; como dicen todos los poetas, tienes que leer a los poetas que te precedieron, pero mi experiencia me ha demostrado que eso no basta; no… si buscas la excelencia.
Y es que una casa sin buenos cimientos no se sostiene mucho tiempo, y mientras más alto sea el edificio literario que quieras construir, más hondos han de ser sus cimientos.
Es menester que aprendas teoría poética, las poéticas de Aristóteles, Platón, Horacio, Muratori, Luzán son las bases de las poéticas que les siguen; luego de leer estos trabajos básicos puedes abordar y disfrutar de las poéticas más recientes del siglo XX.
No hagas caso de los que te dicen que el pasado ya pasó y que ya no importa, ya te lo dije, si los cimientos no son profundos el edificio se cae…

Y tienes que aprender Métrica Castellana (eso si piensas escribir en Castellano; si tu intención es escribir en otro idioma, hazte con un tratado de métrica para ese idioma, porque aunque puedan parecerse; nunca son del todo iguales)
No hagas caso de aquellos que te gritan que la métrica es inútil porque ahora predomina el verso libre; la verdad es que el verso libre es la ruptura de las reglas y la única manera de romper las reglas con elegancia es CONOCIÉNDOLAS A FONDO.

Tienes que aprender Retórica, trata de no saltarte la parte de la oratoria, porque te puede ayudar a declamar tus versos con propiedad, al menos ojéala, eso si profundiza lo más que puedas en las figuras literarias.
La verdad; no es necesario que te aprendas sus nombres y taxonomías, pero si es imprescindible que las tomes una a una y te ejercites en ellas tanto como puedas, hasta internalizarlas y hacerlas parte de tu manera de hablar; recuerda que el verdadero poeta no es el que escribe poemas, sino el poema ambulante; el verdadero poeta es un poema que camina y respira y suelta tropos y figuras reiterativas y tiene ritmo en sus discursos.
Si solo quieres versificar todo lo anterior es superfluo, pero si quieres resaltar hasta lograr la excelencia, conviértete en tu poema, respira poesía, sueña con ella, vívela, y en lugar de escribir para vivir vive para escribir.
Tienes que estudiar Estética, al menos ojear los textos de esta materia, pues la poesía es belleza y sensibilidad y si no sabes qué es la belleza difícilmente podrás escribir algo bonito.
Finalmente tienes que agudizar tu capacidad de observación; es decir tus sentidos, tanto los externos –vista, oído, olfato, gusto, tacto- como los internos o propioceptivos y aún el sexto sentido.
Debes observar desde la mayor cantidad de perspectivas posibles e imaginables, hasta que consigas esa sensación de asombro que sienten los niños la primera vez que ven el mar o un ocaso o un cielo estrellado; incluso tienes que meditar el objeto del que quieres inspirarte y observarlo desde tu punto de vista, desde el punto de vista de otra persona (poniéndote en su lugar, viendo lo que ella ve, oliendo como ella huele, sintiendo lo que ella siente –o cuando menos lo que crees que ella siente-) y desde el punto de vista del objeto en cuestión. En tu mente, trasfórmate en el objeto, si vas a escribir sobre una golondrina tienes que hacerte golondrina.

Para obtener recursos para tu creatividad usa el método de anclaje, que puedes conseguir en cualquier libro de PNL y a mí personalmente me ha ayudado mucho.
Para inspirarte lee poesía, escucha música, reflexiona, medita, pasea y observa tus alrededores; recuerda que la poesía está en todas partes, en tu entorno y también dentro de tu persona; y la omnipresente poesía está en las realidades multidimensionales de este maravilloso Universo, tan sólo esperando que llegue la persona empática y sensible que la descubra y se la lleve a sus cuadernos.

Una última cosa que estaba olvidando y es de importancia crucial, gracias a Dios que existe Almuedena De La Fuente; poetisa amiga mía que me lo recordó. Cómprate una libretica de bolsillo y un bolígrafo y lleva estas dos herramientas contigo a todas partes, porque la inspiración es muy caprichosa y suele aparecer donde y cuando menos te lo esperas; y desaparece sin dejar rastros tan caprichósamente como apareció; nunca confíes en tu memoria, el olvido es una trampa caza bobos, que no avisa...anota en tu libreta la frase u oración que surgió o incluso el poema si ese fuera el caso.

Y con esto me despido, sé que no he ahondado todo lo que mereces joven trovador, pero todo lo que falta lo consigues si aprendes a buscar, en las bibliotecas, en las librerías y en la WEB

Cualquier duda que tengas, pregúntale al Santo que todo lo sabe San Google
Abrazos astronómicos y siderales desde este rinconcito Caribeño y Vesuviano de la Via Láctea

domingo, 3 de octubre de 2010

Soñando con Poesía

Acabo de despertar de un fabuloso sueño, una revelación determinante y definitiva. Un sueño que primero describiré y luego interpretaré.
Los personajes del sueño son tres, una mujer oriental, presumiblemente japonesa, alegre sonriente y desnuda; un hombre tan parecido a mi que no puede ser otro que mi otro yo y naturalmente el soñador, o sea Yo Mismo.
La japonesita me seduce, festeja mi presencia con risas y sonrisas, danzas y bailes y mi otro yo; que llamaremos Domingo, me mira con recelo pero sin esconder cierta indefinida alegría.
Es obvio a mis sentidos que la japonesita y Domingo están encompinchados, como si Domingo fuera el rufián de la hermosa mujer.
Ella quiere algo serio conmigo, eso es evidente y la idea de enamorarme de ella, de pronto me agrada sobre manera.
Luego salto a otra escena, hay un enorme mar y un barco y dentro del barco están los dos paseándose por el mar, cerca de la orilla, dentro del marco de mi visión.
De repente, el barco da marcha atrás y se orilla, dejando caer la enorme compuerta de la popa justo frente a mi humanidad.
Entonces es cuando pregunto -¿puedo ir con ustedes?-
-¡Entra!-Responde Domingo.

Una vez adentro me doy cuenta de que la nave es de lo más sencilla, las altísimas paredes de babor y estribor presentan dos enormes agujeros rectangulares, y el agua se vuelve turbulenta y tumultuosa y por un segundo pierdo el equilibrio.  Domingo me advierte –agárrate fuerte- y así lo hago mientras la japonesita se ríe de lo lindo y me mira con ojos dulces, alegres, lúdicos y festivos.
Aunque la nave se movía con premeditado frenesí, yo no sentía miedo alguno; sino asombro, delicioso asombro y una enorme descarga de adrenalina inundando toda mi existencia; mientras el barco levantaba y bajaba su proa con vertiginosa rapidez.

Finalmente nos detuvimos en una bellísima playa de aguas cristalinas, y la japonesita desapareció de la escena, en su lugar aparecieron dos mesitas con un mazo de cartas volteadas en cada una de ellas, la primera carta de cada mazo era de oros; el cinco de oros por un lado y el dos de oros por el otro. Entonces, Domingo me observa fijamente mientras me dice:
-Te cambio esas dos cartas
Yo quedo perplejo, ¡las cartas son mías!, y Domingo quiere cambiármelas, me agobia  la duda:  ¿Será una buena transacción?, ¿me favorecerá cambiar las cartas?
Y me asalta el deseo de preguntar “¿y por cuales otras me las cambiarías? “
Pero es justo entonces cuando despierto, justo antes de preguntarle nada a Domingo….

INTERPRETACIÓN:
Antes de pasar a este menester es necesario que explique algunas cosas que definen el significado de mi sueño:
Primero los japoneses piensan con el lado derecho de sus cerebros (esto pudiera no ser verdad pero lo tengo por verdadero desde que lo leí en… no sé bien dónde)
En segundo lugar, las cartas son los naipes napolitanos, mi abuelo me enseñó a jugar Asso piglia tutto,  Briscola y Scopa desde muy pequeño (alrededor de los 4 o 5 años) y esos son los naipes que aparecen en mis sueños.
Las cartas de oro representan fama (dos de oros) y fortuna (cinco de oros)
En última instancia, aunque no aparecía reflejado en mi sueño; durante la truncada transacción,  sé bien que la chica oriental estaba escondida, en espera de mi respuesta, tal vez preocupada de que yo no le diera a Domingo la respuesta ansiada por ella –que era “si va, cámbiame las cartas”-

Y la interpretación es la siguiente, la japonesa es Poesía; ¿por qué una japonesa y no una occidental? ¿Por qué no una morenaza de esas tan bellas que hay en nuestras tierras hispano parlantes o una rubia o pelirroja?
 Porque yo no habría entendido el mensaje de mi sueño con otra fisonomía distinta de la oriental, jamás habría asociado a la mujer con la poesía…

La mujer en este caso no implica mis gustos hacia el sexo opuesto, no es ese el objeto de su presencia, y tenía que ser japonesa porque la poesía es ante todo imaginación, y tenía que ser oriental porque aquello que los occidentales han descubierto tan sólo recientemente y gracias a la cuántica y a la relatividad –o sea, que existe una realidad subyacente a la realidad que podemos observar- es sabiduría milenaria en el Lejano Oriente.

Domingo me estaba poniendo a prueba para asegurarse de que soy merecedor de Poesía, el viaje en el buque fue una prueba –qué tan valiente soy- el cambio de cartas es otra prueba –qué tan osado soy-.
Y la conclusión que saco del sueño es la siguiente:

La poesía es sincera; no admite falsedades, por tanto la publicidad y la propaganda no son poesía, aunque tengan forma versal. (Y ese es el significado de la desnudez de la japonesa)
La poesía ama a los temerarios, aquellos que no temen navegar en aguas tumultuosas y turbulentas sino que se regodean de ello y disfrutan al máximo del frenético viaje que quiere llegar a ser la vida
La poesía adora y abraza a los osados, aquellos capaces de renunciar a la fama y a la fortuna para vestirse así de incertidumbre; porque la poesía ama la incertidumbre por sobre todas las cosas.
Porque es allí, en el núcleo central de la más definitiva incertidumbre, donde nacen los mejores versos.
El poeta que busca fama y fortuna solo consigue su propia ruina, esto es así porque la poesía; ante todo, es inspiración y por tanto no puede sujetarse a conceptos comercialistas, al deseo de las masas, a la moda, etc.
El artista no puede hacer arte bajo pedido y pretender que su obra sea artística; no si no está inspirado en el momento de crear; la inspiración no se fuerza; al contrario ésta solo aparece en los estados de relajación.
Es más, la inspiración se me parece mucho a la auto hipnosis…
Lo único que debe satisfacer el escritor para sobresalir; es su necesidad de expresarse y el único metro que debe usar para definir su progreso es él mismo…si escribe mejor que ayer va por buen camino, si escribe peor que ayer algo anda mal.
Con esto no quiero decir que sea malo leer a quienes nos precedieron o a nuestros contemporáneos; al contrario creo que no hay mejor manera de conseguir inspiración.
Pero decidir que tan buenos somos tomando como referencia a otros es un error (al menos a mi entender)

sábado, 2 de octubre de 2010

BELLEZA Y POESÍA:




¿Qué es la belleza?
Según la RAE belleza es:
Propiedad de las cosas que hace amarlas, infundiendo en nosotros deleite espiritual. Esta propiedad existe en la naturaleza y en las obras literarias y artísticas.
Fenómeno o evento que se produce de modo cabal y conforme a los principios estéticos, por imitación de la naturaleza o por intuición del espíritu.
Principalmente entre los estéticos platónicos, prototipo, modelo o ejemplar que sirve de norma al artista en sus creaciones.

“Belleza es una noción abstracta ligada a numerosos aspectos de la existencia humana. Este concepto es estudiado principalmente por la disciplina filosófica de la estética, pero también es abordado por otras disciplinas como la historia, la sociología y la psicología social.
Vulgarmente la belleza se define como la característica de una cosa que a través de una experiencia sensorial (percepción) procura una sensación de placer o un sentimiento de satisfacción. En este sentido, la belleza proviene de manifestaciones tales como la forma, el aspecto visual, el movimiento y el sonido, aunque también se la asocia, en menor medida, a los sabores y los olores. En esta línea y haciendo hincapié en el aspecto visual, Tomás de Aquino define lo bello como aquello que agrada a la vista.
La percepción de la «belleza» a menudo implica la interpretación de alguna entidad que está en equilibrio y armonía con la naturaleza, y puede conducir a sentimientos de atracción y bienestar emocional. Debido a que constituye una experiencia subjetiva, a menudo se dice que «la belleza está en el ojo del observador».[1] En su sentido más profundo, la belleza puede engendrarse a partir de una experiencia de reflexión positiva sobre el significado de la propia existencia.” (Tomado de Wikipedia)
Más en general se puede decir que la belleza es todo aquello que procura placer al ente humano al ser observado a través de sus sentidos.
También podemos concluir que hay belleza cuando hay unidad y armonía. Quiero subrayar esto último por la siguiente razón: Sucede que hay entes bellos que procuran temor pues representan un peligro, en este sentido me pregunto quién podría negar la belleza de un sierpe de coral cuyos anillos negros, rojos y amarillos presentan tal armonía y tal contraste que deleitan a la vista; o también quién discutiría la belleza del tigre de Bengala con su elegante porte y su hermoso colorido. Pero la coral es venenosa y el tigre come gente, de modo que su cercanía no produce placer sino terror.
En definitiva es fácil definir la belleza en las artes plásticas pues; aunque no deja de ser una cosa enteramente subjetiva, hay ciertas normas que nos llevan a pensar en belleza ante los hechos visuales, como son la simetría radial o bilateral, el tono, brillo e intensidad de los colores, la armonía de los objetos, eventos y/o fenómenos presentes en la obra de arte.
En la música también es bastante fácil definir lo bello ya que todos conocemos la diferencia entre melodía armoniosa y ruido, aunque seamos incapaces decomponer una pieza musical o incluso de tocar un instrumento.
Por tanto mi dolor de cabeza es la belleza literaria. ¿Qué es lo que hace que un texto sea bello?
Mi primera respuesta es la forma, indudablemente una métrica estricta con una rima bien dispuesta hace un texto bello. Por ejemplo podría escribir un soneto al cristofué o a la flor de cayena o al tomate y si sigo las reglas de la métrica del soneto obtendré un texto bello, aunque sea escueto y solo sirva para que el lector piense –vaya, este tipo si que sabe, debe ser todo un erudito- o también –qué bonito habla- y seamos francos…como ya lo demostró Lope de Vega, hacer un soneto así es relativamente fácil.
Porque a mi entender, el soneto que hiciera Lope de Vega, mandado a hacer por Violante es muy hermoso en forma, si…indudablemente, pero su verdadero contenido es “fíjense señores lectores que hacer un soneto es más fácil que respirar” lo cual no es verdad en lo absoluto.
Hacer un soneto perfecto requiere de horas de trabajo aunque lo que se busque sea solo la forma, más aun si queremos combinar forma y contenido; es decir darle al poema un contenido que cale en el lector. Pero no puedo negar que hacer un soneto enteramente descriptivo tiene cierta facilidad.
Por otro lado, además de la belleza dada por la forma, hay una belleza aun más subjetiva y más difícil de lograr. He leído poemas que me han robado una lágrima, otros que me han hecho rabiar de indignación, alguno me ha dibujado una sonrisa en mi pétreo rostro y no faltan los que me han regalado el placer de sonoras carcajadas. Y todo esto se logra solo a través del contenido…Y es aquí donde yo soy bruto.
¿Cómo se consigue alterar el estado de conciencia del lector? Porque hay poetas que hacen reír a alguien que estaba furioso antes de leer el texto, y los hay que te forjan tal nudo en la garganta con sus maravillosas palabras que es imposible detener esa lágrima que intenta escaparse de tu ojo izquierdo.
¡Esa es la Belleza que deseo conquistar! ¡esa es la belleza que les envidio a tantos escritores!
Porque la otra, la que da la forma es solo cuestión de estudiarse las reglas y practicar y practicar, en cambio ésta, la que evoca la sensibilidad en el lector, coño por Dios ¿cómo carajo lo hacen? 
Me quedaré con la duda ...¡POR AHORA!

sábado, 18 de septiembre de 2010

El perdón


El perdón no beneficia al perdonado, si no al que perdona, pues limpia su alma del lastre representado por recelos, resentimientos, odios y deseos de venganza que envenenan las almas.
En ese sentido, necesitar la petición de la otra persona para perdonar es una condición altamente errónea, ¿qué hay de los difuntos?, ¿qué hay de los ausentes?
Los difuntos ya no pueden pedirnos perdón porque no están y lo más probable es que a los ausentes no los volvamos a ver.
No puedo hablar por los demás así que hablo por mí, a mí nadie nunca me pidió perdón por las marramuncias que me hicieran, y si hubiera tenido que esperar dicha petición para perdonar, mi alma ya estaría muerta por envenenamiento, yo sería nada más que un cuerpo vacío, sin nada adentro. Y esto es así porque la Naturaleza no acepta el vacío, y donde falta el perdón sobran los resentimientos, los recelos, los deseos de venganza, odios, rabias, ira y cuanto agente tóxico pueda corroer el alma y envenenar el espíritu.
Finalizo recordando que perdonar no significa olvidar si no poder recordar sin resentimientos.
Por eso, aunque la otra persona nunca se entere ni te pida perdón, tú perdona, te sentirás más livianito.